• 2020-03-24 10:27:54

    Hay varios tipos de mascarillas entre las que se encuentran, las mascarillas quirúrgicas (ejercen básicamente de barrera al estornudar o toser, para evitar la emisión de gotículas respiratorias con posibles microorganismos de dentro a fuera) y las mascarillas filtrantes (autofiltrantes, de fuera a dentro), divididas además en función de su rendimiento en FFP1 (filtro de partículas tipo P1), FFP2 (filtro de partículas tipo P2) y FFP3 (filtro de partículas tipo P3).

    Todas ellas homologadas y confeccionadas bajo las directrices seguidas por personal sanitario o personal técnico que tenga conocimientos sobre tamaños de gotículas, trama y urdimbre de las telas, resistencia a la permeación y penetración del material y solo éstas, que son las que debe usar el personal sanitario, (no está recomendado para ellos las de tela, gasa o algodón), pueden ser efectivas tanto en la transmisión de dentro a fuera como de fuera a dentro.

    Si lo que se pretende es confeccionar para uso personal, se ha de tener en cuenta que, por sí solas, no van a proteger de la infección por coronavirus, pero según diferentes fuentes consultadas podría suponer una barrera más, siendo necesario, además, adoptar el resto de medidas: no salir de casa, higiene de manos y mantener la distancia de seguridad, entre otras, siendo además recomendable que estén diseñadas con una capa intermedia de polipropileno.